Ir al contenido principal

Última publicación

La cruz blanca

Semana sofocante 19 ( y II ) Junio de 2020, F10  20seg  ISO100  17mm

A vista de luna

 

De época confinada.

En mayo de dos mil veinte aún seguía encerrado entre cuatro paredes como muchos españoles. Ayudaba a pasar le tiempo el crear algún bodegón, o buscar entre los juguetes de los críos para crear alguna foto. El caso era mantener la cabeza y el cuerpo activo para no quedarse hecho mantequilla en el sillón del salón.

Durante este periodo de tiempo que muchos parecen haber borrado de la memoria, hubo una cantidad considerable de fotógrafos que hicieron unos reportajes bárbaros de su día a día confinado. Comenzaron las iniciativas en modo charlas online, videoconferencias y otras formas de comunicación a través de internet que permitían consumir contenido de calidad ni perder el contacto con nuestra gente.

Recuerdo como de la noche a la mañana, un grupo de fotógrafos crearon el proyecto #yomequedoencasa que unió a ochenta y seis fotógrafos. Durante veintiocho días estuvieron realizando directos, impartiendo charlas sobre su trabajo fotográfico, fueron todo un éxito y un soplo de aire fresco. Sino conoces este proyecto mira el enlace que dejo en la etiqueta. Fue una pasada lo que hicieron en esos días.

Yo era incapaz de hacer una mínima foto al día para confeccionar un proyecto que hablase sobre mi confinamiento, sobre como transcurrían los días en casa con toda la familia allí metida. No me lo pedía el cuerpo, prefería ver estos trabajos en otros fotógrafos que los mostraban en sus redes sociales, se te caía la baba al ver como fotografiaban la situación cada uno. Hubo trabajos sobre este tema increíbles.

En mi caso hice por donde para acabar con mi particular desfase entre las fotos hechas y fotos reveladas. En ese periodo de tiempo di prioridad en dejar mi banco de fotografías al día, al menos necesitaba revelar el mayor número de fotografías. Quería acabar con mi particular barbecho de fotografías que duermen al menos seis meses en el disco duro del ordenador, hasta que consigo prepararlas para que vean la luz. Al menos puedo decir que una vez me puse al día, hoy el barbecho sigue igual o peor.

Una sobremesa terminando de comer con el informe meteorológico puesto en la tele como fondo, escuché algo referente a la próxima luna llena. Se encendió la bombilla y abrí sobre la marcha Planit para ver por donde salía, la fecha, la hora, etc. La sorpresa vino cuando al realizar la planificación de la salida de la luna, vi que desde el balcón de mi casa era posible. Tras dos meses encerrado en un piso, pensar que podías hacer algo de paisaje desde el balcón era motivo de alegría.

Con todos lo deberes hechos, las herramientas necesarias preparadas y con todo el tiempo del mundo. Allí estaba el tío con la planificación, a la hora correcta y en el sitio esperando la cita con la luna. De no ser por el bloque de pisos que tengo en frente la hubiera visto salir perfectamente, pero como dice el refrán. "Sino puedes con tu enemigo, únete a él".




Antonio José Muro | Blog - A vista de luna - En época confinada
A vista de luna


Vamos con la foto.

El bloque de pisos me impidió ver salir la luna, en lugar de abortar la cuestión fotográfica, decidí meter en el encuadre el edificio, jugar con el paso de la luna llena y los vencejos que volaban la zona.

En modo ráfaga hice varias series de disparos, para ello puse la apertura más luminosa del objetivo, un F4.0. Necesitaba una obturación alta para que los pájaros no apareciesen como borrones, utilicé una velocidad de 1/800. La tercera "pata" de la exposición la conformaba un ISO800 a 97mm de focal. 

El sol estaba desapareciendo y la luz menguaba muy rápido, hice la medición de la luz en medición puntual sobre la luz de la luna dejando la exposición en el centro del exposímetro de la cámara. Aún así, la luz de la luna está un poco alta, casi pierdo el detalle en ella por buscar que los negros y las sombras no se empastasen.

El revelado del RAW está hecho como de costumbre. Un poco de reencuadre para corregir líneas, paso a blanco y negro, ajustar luces y sombras y dar un poco de enfoque a la escena.

De estas ráfagas salió una serie que tengo publicada en el portafolio, os dejo el enlace por si la quieres ver.


Seguimos el lunes.

Pero antes del lunes hay que disfrutar del fin de semana, aprovéchalo para cargar las pilas y fotografiar. En esta época del año hay actividades y naturaleza para aburrir.

Para cualquier duda que tengas lo puedes dejar escrito en los comentarios, estaré encantado de responderte.

Feliz fin de semana, el lunes nos vemos.


Comentarios

  1. Me gusta la composición que has buscado y logrado. Con lo mínimo has logrado llenar a la perfección el formato vertical que da mucha fuerza a la escena creando a demás un espacio vacío entre la torre y la luna que a mi juicio transmite quietud y atmósfera fotográfica. Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Luis.

      Es un placer leer tu valoración de una foto, solemos coincidir en su lectura. Con lo que había tenía que completar una foto y el extremar dentro del encuadre los elementos ayuda a que tenga una mejor lectura la foto.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Ese gran espacio vacío es estupendo, nos muestra la luna como algo lejano e inalcanzable

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la que nos vigila. La que se queda con nuestras historias.

      Muchas gracias por pasar y comentar Joaquín.

      Eliminar
  3. Eso es la forma positiva de afrontar la fotografía. Si no puedes conseguir un objetivo, puedes conseguir otro mejor.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuestión de buscar alternativas y adaptarse al momento. Por eso, en muchas ocasiones no merece la pena preparar todo al milímetro. Hay que dejar algo para la improvisación y saber reaccionar.

      Gracias por comentar, un abrazo.

      Eliminar
  4. Buen trabajo, amigo. Me gusta esa composicion que nos brindas en la imagen.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy amables son tus palabras Ildefonso, un placer el recibir tu visita.

      Un abrazo.

      Eliminar

  5. ·.
    Ese tiempo de pandemia, al igual que tú, me sirvió para rematar algunas fotos de esas que tenía 'a barbecho'. Total, sigo tirando de el inventario y viviendo del cuento...
    Visitando tu enlace, me encanta la primera foto. Me parece una versión más viva y ese vencejo aleteando es una maravilla.

    Un abrazo Antonio José

    LaMiradaAusente · & · CristalRasgado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfonso, ese barbecho es nuestro caldo de cultivo para cuando estemos aburridos. Viviremos del cuento como bien dices, jejeje...

      La verdad es que el rato de fotos fue muy agradable, con muchas ganas, además salieron fotos interesantes. No se puede pedir más.

      Gracias por pasar y comentar, un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario. En breve aparecerá publicado.

Publicaciones más vistas en el último mes.