Ir al contenido principal

Última publicación

La cruz blanca

Semana sofocante 19 ( y II ) Junio de 2020, F10  20seg  ISO100  17mm

Cada cual con su sombra

 

Situaciones que aparecen solas.

Una tarde mayo con nubes en el cielo sumado a un poco de tiempo libre, da como resultado salir corriendo con la cámara montada en el trípode y el filtro ND enroscado en el objetivo.

Después de callejear un buen rato haciendo alguna que otra fotografía de larga exposición (ese día también pasé por la cruz de Santa María, empiezo a pensar que es manía, en lugar de ser cosas del destino), me encontré con mi mujer que había salido con Martín a dar un paseo y los pillé en el centro con dirección a la casa.

No había desmontado el equipo aún, lo tenía todo de la misma manera que cuando salí de casa. Vamos con dirección a la casa y en un abrir y cerrar de ojos, me doy cuenta que el pequeño estaba buscando su sombra y se había metido en un pequeño pasaje.

Blanco y en botella. Si me paraba a quitar el ND perdía la foto, cambié rápido la configuración de disparo para tener velocidad y conseguir a Martín con su sombra. Y ya que estábamos con las sombras pues aproveché para meter en la escena al pinete, también con su sombra, así llenaba el encuadre y aportaba dirección hacia mi pequeño personaje.

Son fotos que aparecen cuando uno menos se lo espera, para conseguirlas hace falta estar rápido y llegar a tiempo de inmortalizar ese momento efímero. Han sido muchas las fotografías que me he perdido por priorizar la técnica en unas ocasiones, y en otras por andar muy torpe. A día de hoy lo tengo claro, hago la foto como sea, el RAW termina en la tarjeta si o si.




Antono José Muro |Blog - Cada cual con su sombra - Situaciones que aparecen solas.
Cada cual con su sombra


Vamos con la foto.

Como he dicho unas líneas más arriba, llevaba el filtro ND montado en el objetivo y decidí dejarlo puesto para no perder la foto. A través de la pantalla de la cámara preparé la exposición arreglo a la luz que había en ese momento. Con el filtro ND en el objetivo a través del visor era imposible saber que exposición utilizar para hacer la foto.

En medición puntual midiendo la luz en el suelo, dejé el exposímetro justo en el medio. Para ello utilicé una apertura de F2.8, una obturación de 1/50 e ISO800 para completar el triángulo de exposición. La focal utilizada fue a 17mm. 

Luego en el ordenador solo me tuve que preocupar de enderezar algunas líneas de los edificios y reencuadrar un poco la escena, para que la sombra del pinete y Martín dibujasen una diagonal en esa parte del encuadre.


Volvemos al baúl de los recuerdos.

El jueves volverá a ver la luz otra foto que duerme al fondo del archivo, todavía no se la que es, mañana terminaré con esa duda, seguro que refresco algunos recuerdos con ella.

Si quieres dejar algún comentario o escribir algo sobre la entrada publicada o el blog, lo puedes dejar escrito aquí abajo en los comentarios. Te responderé encantado.


Nos vemos el jueves, no faltes.

Comentarios

  1. La foto te ha quedado estupenda y con la gama de grises completa! Lo que dices del tiempo, es cierto incluso cuando creemos que lo tenemos de sobra: las nubes son muy cambiantes, el viento también, aunque controlemos con un modificador de luz cualquier cosa que se mueva, nos chafa la foto. Al final aunque parezca increíble, las buenas suelen ser la primera y la última :-D
    Por otro lado, el RAW nos salva de muchos disgustos cuando no da tiempo a ajustar.
    Un fuerte abrazo Antonio José :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El factor sorpresa que tan importante es en fotografía y que en muchas ocasiones perdemos, bien por falta de reflejos o por que tengamos la configuración de la cámara de aquella manera.

      Al menos para la calle, es mejor no pensar tanto y que la rápidez sea la protagonista de la situación.

      Muchas gracias por tu comentario.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Son las fotos mas valiosas (para mi) esas que ves ... sin pensar .... Martín ha quedado de ciene y con una compañera que jamás le abandonará.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prefiero en muchas ocasiones fotografiar sin pensar, prevalecer el momento, la sorpresa... Con ese tipo de fotografía disfruto a tope.

      Muchas gracias por pasar y dejar tu opinión.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Te ha quedado muy bien los constantes de la luces y las sombras.
    Te iré visitando de vez en cuándo, aunque te tengo incluido en mi lista de blogs, el sistema no me permite las a tualizaciones de tus entradas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tema de las actualizaciones es una caso que pronto lo tratará Iker Jimenez, yo no consigo ver todas las fotos cuando las publicas en tu blog.

      Muchas gracias por tus palabras y me alegra que te guste la foto.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. La fotografía es excelente con ese fabuloso juego de luces y sombras.
    Un abrazo y cuídate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy agradecido por tus palabras amigo Antonio, celebro que te guste esta escena de calle, tuve que adaptarme a lo que había.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Genial el juego que se establece entre Martín el bolardo y sus respectivas sombras

    ResponderEliminar
  6. Me alegra que te guste esta foto Joaquín, muy agradecido por tu comentario y la visita.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Magnifico instante de luz y sombras, amigo. Bien visto...
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ildefonso, fue muy agradable esta sorpresa que me ofreció la luz.

      Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario. En breve aparecerá publicado.

Publicaciones más vistas en el último mes.